El pueblo Huottöja y la jurisdicción especial indígena

Anna Nesladek

Artículo desarrollado a partir del texto: “Estudio de caso: Jurisdicción especial indígena como resistencia del territorio Huottöja “Purinari aje”, Vladimir Aguilar, Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas, 2018

 

“Los pueblos indígenas somos los verdaderos guardianes de nuestro hábitat y territorios en el marco de la conservación natural ancestral que nos caracteriza en el manejo de dicho ecosistema…”

Artículo 3 Estatutos A.C. Pueblo Unido Huottöja del Cataniapo

 

El pueblo indígena Huottöja reside en la cuenca del río Cataniapo, en el municipio Atures del Estado Amazonas, al sureste de la ciudad de Puerto Ayacucho (Venezuela). Aunque estos territorios se vinculan a una ocupación ancestral de la comunidad Huottöja, antes nómada, a partir de la apertura de la carretera en los años ’40 se produjo la ocupación de otros pueblos y comunidades indígenas. En esa misma época se inició en la cuenca la explotación de madera para satisfacer la construcción urbanística y de ebanistería en la naciente ciudad de Puerto Ayacucho, lo que permitió el asentamiento y la sedentarización de muchas comunidades indígenas. En la cuenca del río Cataniapo, junto con el pueblo Huottöja, están presentes también los Curripaco, Guajibo y Baniva. 

Las comunidades indígenas en la zona han crecido de manera acelerada, ya que la cuenca es un lugar de aliviadero urbano por su cercanía a la ciudad de Puerto Ayacucho. Hoy en día, en la cuenca del río Cataniapo se encuentra una complejidad de relaciones multiétnicas y pluriculturales, a pesar del predominio de las comunidades indígenas Huottöja. Las interrelaciones de uso del territorio y convivencia son complicadas y, si a esto se añade la minería ilegal y la deforestación, no es difícil imaginar la complejidad en la aplicación de políticas públicas. 

En Venezuela, el reconocimiento de los derechos indígenas es relativamente reciente. Antes de la Constitución de 1999, a pesar de la importante presencia de pueblos originarios en la cuenca del río Cataniapo, su consideración desde el punto de vista jurídico estaba amparada por la categoría de campesinos, y no de indígenas, lo cual impedía que se tomara en cuenta su concepción del territorio a la hora de formular políticas públicas.

Los habitantes del pueblo Huottöja de la cuenca del río Cataniapo plantearon en 2013 una jurisdicción especial indígena de control y gestión del territorio y de administración de justicia. A partir de ese mecanismo, hicieron efectivo no sólo el acceso al territorio, sino también su defensa. Hoy en día, las experiencias de jurisdicción especial indígena son varias a nivel nacional, pero la del pueblo Huottöja de la Cuenca del Cataniapo es quizás la más interesante, ya que ha obligado tanto a la jurisdicción ordinaria regional como a la nacional a su reconocimiento.  

La jurisdicción especial indígena, a través de cada una de sus sentencias, constituye una suerte de poder judicial en la comunidad basado en sus usos y costumbres. A partir de 2013 se han dictado cuatro sentencias en el ámbito de la jurisdicción especial Huottöja, dos que tienen que ver con el acceso y la gestión del territorio y dos con la administración de justicia. En concreto, las sentencias tratan, respectivamente, del uso de las armas en el territorio, de la contrariedad de los miembros de la comunidad a la autopsia sobre los cuerpos de dos personas pertenecientes a la comunidad tras un accidente de tráfico, de la implicación de la comunidad a la hora de implementar el Plan de Ordenación del Territorio y de los conflictos socioambientales presentes en la zona. 

Con el amparo de la nueva constitución de Venezuela de 1999 y la creación de la asociación civil “Organización del Pueblo Unido Huottoja de la Cuenca del Cataniapo” (OPUHC) en el año 2015, vino a conformarse algo similar a un poder ejecutivo encargado de implementar las decisiones tanto del poder judicial como del poder legislativo, representado por la asamblea comunitaria. La organización OPUHC tiene además el mandato de hacer valer la autodemarcación como fundamento de la titulación de los territorios del pueblo Huottöja del Cataniapo: el proceso de autodemarcación es entendido como una herramienta para ordenar y jerarquizar las estrategias necesarias para hacer frente a los principales problemas de las comunidades. 

La necesidad de que las autoridades e instituciones del Estado reconozcan la jurisdicción especial indígena es una de las exigencias del pueblo Huottöja en la actualidad. La tensión con la jurisdicción ordinaria se plantea sobre todo con respecto a aquellas decisiones que conciernen a la administración de tierras ancestrales indígenas, pues la jurisdicción especial indígena expresa el derecho a la libre determinación de sus asuntos, sobre todo de aquellos susceptibles de afectar sus hábitats. 

En este sentido, la autodemarcación del territorio Huottöja es esencial como ámbito de acción de la jurisdicción y de delimitación de la cuenca como espacio de vida.

Contacto

info@arquetiposlifeplan.org

Calle Alameda 22
28014, Madrid

Volver arriba